¡No, no y no!


Publicado porEditorial Graffiti el 20:57


La instalación escultórica No acepto de Elizabeth Wejebe Iberri ofrece una relectura acerca de la noción del casamiento entre hombres y mujeres. Manuel Velázquez  aborda esta nueva entrega de la artista mexicana cuya investigación le llevó aproximadamente dos años. Ella, afirma Velázquez, “trabaja sobre la construcción del género femenino  a través del matrimonio en tanto estructura cortesana”. La cita es en el Jardín de las Esculturas del Ivec. No se la pierda.
Para muchos la noción de “mujer” es una categoría sin problemas; es algo dado por su género biológico, por su anatomía. Para otros, la mujer no nace, se hace; condicionada por una serie de roles socialmente prescritos, reflejos o representaciones de su supuesta “identidad biológica”. Simone de Beauvoir dice que el término “mujer” y sus significados no están dados por factores biológicos o sociales, sino que se producen a través de un rango de prácticas interrelacionadas. Por supuesto, esto no significa que las personas de sexo femenino realmente no existen, significa que la noción de “mujer” es un significado atado en nuestra cultura al hecho de ser “no-masculino”, y esto se construye por medio de prácticas histórico-sociales concretas.
Elizabeth Wejebe Iberri participa desde su obra en estos debates; realiza una revisión del matrimonio y discute los argumentos sociales sobre el intercambio de la mujer en el parentesco y el significado de este intercambio. Para Levi-Strauss el matrimonio entre hombre y mujer es en lo que se funda la sociedad. Esto está dotado de valor, y de esta manera adquiere significado, ya que instituye las relaciones recíprocas y los deberes que forman la base de la organización social. Así, la noción de “mujer” es producto de una red de relaciones creadas; lo que significa “mujer” está de acuerdo a la posición en la que la persona femenina está situada, como madre, esposa, hija o hermana, en relación con el hombre como categoría en posición de padre, hijo, hermano o esposo. El hombre, sin embargo, se posiciona como intercambiador, la mujer como signo del intercambio así como su objeto. Si la mujer es un signo, luego el significado de signo tendrá que estar siempre determinado bajo un sistema de relaciones, bajo la organización de parentesco, reproducción y sexualidad.
Para Wejebe Iberri, el significado del término “mujer” está instalado efectivamente en posiciones sociales y económicas, y adquiere una identidad social y sexual mediante el matrimonio. El matrimonio otorga cualidades: “en sí mismo es un ritual que condiciona un paradigma social, porque excluye de un sector específico de la comunidad a quienes eligen no practicarlo, es decir, es un factor que segrega y es en este punto donde es distorsionado; aquellos que no eligen el matrimonio han de ser catalogados como personas incompletas. Nuevamente, es el rito del matrimonio lo que da una identidad”, nos dice la autora. El significado de todo esto es el establecimiento y restablecimiento de la cultura en sí misma; de un orden particular de relaciones socioculturales y de poder.
De esta manera, No acepto es una exposición que plantea al matrimonio  como un concepto que define al individuo, construye identidades, crea roles y categoriza marcos de acción para los contrayentes. Esta obra se gesta en medio de una serie de investigaciones formales y conceptuales que la autora ha desarrollado a lo largo de dos años, por medio de la retroalimentación a partir de comentarios con maestros y artistas, derivado de la recolección de información, de la reflexión y la conceptualización.
Wejebe Iberri, desde hace aproximadamente dos años, trabaja sobre la construcción del género femenino  a través del matrimonio en tanto estructura cortesana. En No acepto, recurre al uso de la repetición, de manera clara y sencilla para configurar sus percepciones acerca del matrimonio. Los objetos utilizados en el ritual del matrimonio, son recontextualizados en un discurso que se contrapone con el peso visual y sígnico de la obra escultórica. La autora intenta demostrar así que el verdadero proyecto del matrimonio es proponer una celebración de la masculinidad.




Por Manuel Velázquez




Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.