Ensayos para recordar


Publicado porEditorial Graffiti el 20:53


Víctor Benítez revisa Leer la mente de Jorge Volvi, libro que a través de ensayos conecta a la literatura y la ciencia. Volpi, dice Benítez, “Volpi cumple un buen trabajo al volver sencillo lo complicado”.
Leer la mente no es un libro sólo para científicos. En su contenido, todas las citas sobre ciencia están para especificar su contenido y teorías. Sin embargo, sí es un libro para cualquiera que se diga lector asiduo. Jorge Volpi, el autor, da por hecho una serie de lecturas canónicas previas para adentrarse a este interesante libro sobre la mente y la ficción.
En este libro de ensayos se recopilan varios puntos de vista que enlazan a la ciencia con la literatura, pero sobre todo con la ficción y la forma en que la ficción juega uno de los papeles más importantes sobre la condición humana, es decir, que la ficción nos hace humanos.
En el desarrollo del tema, Volpi presenta una serie de fundamentos y teorías sobre el origen del pensamiento hacia la ficción. Una especie de línea del tiempo en el que muestra un principio y evolución de la ficción desde que era una simple vivencia –y lo sigue siendo, sólo que ahora se matiza con formas más concretas como la literatura, las artes y el pensamiento humano, por ejemplo.
A pesar de querer introducir al lector en los contenidos más duros de la ciencia, Volpi cumple un buen trabajo al volver sencillo lo complicado, que no es lo mismo que hacer fácil lo difícil. Quizás, el intento de Volpi por lograr la comprensión de sus lectores lo lleva a la exageración pasándose de gracioso en un texto que realmente es serio e interesante.
“El arte de la ficción”, en conclusión, es que todos somos ficciones. Volpi aclara que esto no significa que nadie exista más que el propio autor, sino que se fundamenta a partir de condiciones científicas necesarias como las neuronas espejo y sus funciones concentradas siempre en el yo.
El libro promociona el encuentro entre literatura y ciencia, también cómo la ficción nos hace humanos. Sin embargo en gran parte del ensayo todo esto se convierte en una especie de divulgación científica que quizás, en ciertos puntos, está de más en cuanto a las conclusiones. Tal vez no sea una equivocación del autor sino una mala lectura del que critica, pero sería importante considerar si son necesarias las anécdotas de los viajes de Volpi o sus frustraciones por no ser físico cuántico o haber estudiado derecho. De cualquier manera, el texto es realmente atractivo en la manera en que puede jugar con la mente del lector moviéndolo a través de la historia y la literatura para cumplir los caprichos del autor con el fin de simpatizar con su teoría.
Podría decir que Leer la mente es un libro de viaje, de café, de fin de semana. Un libro para cualquier momento, pero también es un libro de referencia. Si uno es fanático de la ciencia, deja en claro que todos sus comentarios están fundamentados en las teorías de grandes científicos y filósofos que se han aventurado en las maravillas de la mente. También expresa cómo no sólo la ciencia se ha encargado de estas virtudes de la mente y la memoria, sino lo que han logrado escritores, filósofos y artistas en general. Sin Funes el memorioso quizás la ciencia no hubiera sido capaz de comprobar la capacidad de almacenar recuerdos.

Leer la mente de Jorge Volpi, Alfaguara, México, 2011, 168 pp.



Por Víctor Benítez



Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.