La danza y la comunidad


Publicado porEditorial Graffiti el 12:54

Shirai Meseguer, Jorge Andrés Betancourt y Leticia Velasco

Dirigido por Alonso Alarcón, el recién creado Centro de Producción de Danza Contemporánea en Veracruz, con apoyo del INBA, ofrece a la población diversas opciones para acercarse a la danza. Víctor Benítez conversó con Alarcón, líder de Ángulo Alterno, agrupación dancística de notable trayectoria, sobre este y otros proyectos. De este centro, Alarcón afirma: “es una escuela de danza para gente que quiera estudiar danza de manera amateur, sino que es una escuela de calidad para estudios profesionales”.

Hace tiempo que no escuchaba sobre la actividad en la danza aquí en Xalapa, probablemente porque estaba muy alejado del área. Sin embargo, en las últimas semanas he notado un gran movimiento en la ciudad, sobre todo en la danza. En días pasados, el 9 de enero para ser exactos, se inauguró el Centro de Producción de Danza Contemporánea en Veracruz (CPDCV), dirigido por Alonso Alarcón. Personaje importante para la danza en Veracruz pero también para México, pues hasta hace poco tampoco sabía mucho de la trayectoria de Alonso.
Resulta que Alonso Alarcón dirige Ángulo Alterno; compañía que lleva trabajando 13 años y no sólo es reconocida en el país sino también en el extranjero pues han hecho presentaciones en Praga y estuvieron radicando en Chile. Más llamó mi atención que Alonso también fue subdirector de la Red Nacional de Festivales de Danza del INBA. Con toda la trayectoria que ha tenido su compañía, y él, ahora ganan el apoyo federal de parte del INBA y del Ivec, con lo que pueden conformar lo que ahora es el Centro de Producción de Danza Contemporánea.
Me agrada escuchar esto porque no sólo es una escuela de danza para gente que quiera estudiar danza de manera amateur, sino que es una escuela de calidad para estudios profesionales. Alonso cuenta con colaboradores muy importantes del mundo de la danza y su idea no sólo es enseñar danza sino generar creadores, fomentar un área creativa para todo público, de ahí que están impartiendo cursos para niños y para adultos.
Para conocer más sobre el trabajo y la historia de Ángulo Alterno y del Centro de Producción de Danza Contemporánea en Veracruz, decidí ir a la apertura. Aproveché para conversar con Alonso con sumo detenimiento.
Víctor Benítez: Hoy sabemos que están cumpliendo 13 años como Ángulo Alterno, pero ¿qué es con exactitud Ángulo Alterno?
Alonso Alarcón: Somos una compañía de Danza Contemporánea y la fundé hace 13 años. Abrir el Centro de Producción es el resultado del trabajo de estos años como compañía, sobre todo en creación de obras, impartición de talleres, no sólo en el interior del estado o en el interior del país sino también en otros países. De alguna manera el proyecto de este año fue hacer que el proyecto de compañía fuera autosustentable con la intención de crear nuevos públicos para la danza y ahí  abrimos esta posibilidad del Centro de Producción de Danza de Veracruz.
V. B.: Señalaste más de una vez durante la apertura que tienen varios objetivos, y me llamó la atención que todos hablaban y te preguntaban por la línea de salud, pero ¿en qué consiste esta línea de salud o por qué es importante dentro de este proyecto?
A. A.: Porque en una visión malentendida del bailarín clásico hay una perspectiva que indicaría que los bailarines no comen o son anoréxicos para cumplir con el canon del cuerpo del bailarín. Lo que nosotros promovemos es todo lo contrario. Es saber que para mantenerse en excelencia como bailarín se requiere tener el tema de nutrición muy claro, con un control médico.
Aquí en el Centro de Producción, Román González es nutriólogo y además es el entrenador de gimnasia, entonces la línea de salud se diseña no sólo en cuanto al entrenamiento sino también habrán consultorías en relación con la nutrición especializada para los alumnos del Centro.
V. B.: ¿La línea de salud es sólo una herramienta para los alumnos o es un taller?
A. A.: Es crear salud para tu vida. Puede ser que no te dediques a la danza y lo que quieras es mantenerte sano. De alguna manera está ligado a lo deportivo, si podemos llamarlo así. Gimnasia, yoga, otro tipo de técnicas que van a crear un balance en general para el cuerpo, visto desde un punto de vista de la salud. No tanto con lo artístico pero está ligado. Un cuerpo necesita estar sano para bailar.
Contamos con más talleres, aparte de yoga y gimnasia; tenemos aereodance; latino, que a través de ritmos latinos buscamos mover todo tipo de circulación en el cuerpo en un trabajo de conciencia. Esas son las cosas que nos enlazarían con otro tipo de públicos que no precisamente busca técnicas de la danza. Estamos abiertos a gente que quiera crear salud en su vida.
V. B.: Recibieron una beca del INBA, ¿gracias a esto abren el Centro de Producciones o cuál es el motivo por el que reciben el apoyo?
A. A.: La compañía durante 13 años ha tenido diferentes etapas, de hecho dos años radicamos en Chile, trabajando en colaboración con artistas chilenos a través de la Universidad Mayor y haciendo coproducciones, una línea mucho más ligada al teatro físico, habían actores dentro de la compañía.
Ahora, aplicar en los beneficios de inversión en la danza nacional, que es esta convocatoria en el INBA donde nosotros concursamos, nos permite realizar un proyecto de compañía. Esto implica que el INBA otorgó recursos para que de entrada pudiéramos tener una nómina para todo el equipo creativo. Tenemos entonces ahora este beneficio fiscal del presupuesto de egresos de la federación 2012 para que la compañía creara básicamente dos obras nuevas y hacer una gira por 18 municipios del estado para llevar nuestro trabajo a las comunidades. La escuela del espectador, los diálogos de percepción, conferencias, talleres para niños. Ese financiamiento nos ayudó a sumar otros financiamientos para poder abrir el centro.
El CPDCV no es el proyecto que apoyó directamente el INBA, es un proyecto de la compañía pero gracias a eso nosotros podemos abrir este espacio para que venga más gente y se entrene, conozca la danza y tengan procesos de creación, ya que el sello del centro está enfocado a crear.
V. B.: ¿Qué presupuesto fue el que les dieron?
A. A.: El INBA dio 800 mil pesos, que básicamente están destinados a las nóminas tanto de cuerpo creativo como administrativo. Empezar a trabajar con un formato y no solamente trabajar por proyecto. En años anteriores la compañía generaba un proyecto y sobre eso trabajaba, siempre estaba constante el tema artístico y de creación pero el financiamiento era esporádico, esto quiere decir que no vamos a mandar todo a  fondo perdido y vamos a generar. El propósito de este año es conseguir ese sustento económico. Es una invitación para que nosotros podamos invertir en lo que sabemos hacer a través de este espacio, poder capitalizar la compañía y generar un techo presupuestal autogenerado, además de la venta de funciones, la compra de funciones que siempre se hacen para festivales importantes y generar otros apoyos.
Estamos en la búsqueda de otros apoyos. Participamos en otra convocatoria del Fonca, la de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales y ganamos, el Fonca nos otorgó 200 mil pesos y es un proyecto de seguimiento. Fui becario del Programa de Jóvenes Creadores del Fonca con la obra que estrené en Praga el año pasado, Cristal de luciérnagas, una producción del Fonca que ha tenido mucho éxito. El Ivec por su parte nos aporta otro presupuesto aproximado, también de 200 mil pesos, en el que cubre logística y gastos de producción para llevar esta gira al interior del estado.
V. B.: ¿Realmente crees que existe una cultura de la danza en la ciudad? ¿La gente no va al teatro o a conciertos pero sí va a ver danza?
A. A.: Bueno, eso de que la gente no va a ver danza no sólo pasa en Xalapa; acabo de estar el mes pasado en un estreno del Centro de Producción de Danza Contemporánea de Bellas Artes en la capital y éramos 40 personas en un teatro con capacidad para 300, en una producción que es una inversión del gobierno.
Yo creo que en el tema de la creación de públicos hemos hecho ya algunas acciones. Necesitamos pensar en el público tanto como en el capricho del autor. Me parece que las obras no están trascendiendo y no trascienden porque no hay un público que las reciba. Para mí no hay obra de arte si no hay quién la mire. Si lo que quieres es una autosatisfacción personal, mejor baila en tu casa.
V. B.: ¿Por qué hiciste este centro en Xalapa?

Yo soy de Veracruz, gran parte de mi vida la hice aquí en Xalapa hasta que me fui a bailar a Nueva York a los 18 años. Veracruz me ha dado muchas cosas desde el principio hasta hoy, por eso el centro está aquí. El público, mi familia, el gobierno. Hace nueve años fundé el festival Danza Extrema y lo hice sin saber nada sobre gestionar y crear un festival, tenía 24 años y el festival tuvo presencia de siete países. Y lo hice porque estuve en un festival de danza en Lisboa que fue tan impresionante para mí que me dije “yo quiero que la gente de mi ciudad tenga acceso a ver esto sin necesidad de pagar un boleto de avión para venir a Europa.” La danza está pidiendo movimiento, no sólo en el salón de clases sino en la comunidad.




Por Víctor Benítez

Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.