Radio Más o menos


Publicado porEditorial Graffiti el 12:54

Luis Barria se quedó hablando solo por culpa de Radio Más
El Conde no esconde su sentir por lo que está sucediendo en Radio Más de Veracruz, que siguiendo una línea comercial, ahora se presenta una programación donde la cultura es dejada de lado. Y bien dice “debería de existir un consejo de ciudadanos que velara por los objetivos culturales y sociales de la emisora”.
Estimado boss, navegante de Oceanía:
Como bien dijera mi legendaria abuela: “las desgracias nunca vienen solas”. No basta con la partida de Juan Gelman y José Emilio Pacheco. Ahora tenemos que sobrellevar el ánimo con la desaparición de Federico Campbell, escritor y periodista culto, tijuanense sobresaliente y persona agradable, sencilla, muy lejos de la búsqueda de reconocimientos para sentir que es alguien importante.
Aún en el ánimo también se siente el pesar por el asesinato del décimo periodista en la administración veracruzana actual. Muy en contra de aquella declaración facilona del diputado José Ramón Gutiérrez de Velasco, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la actual Legislatura local, quien le dijo a los empresarios: “Si tienen miedo que se queden en su casa”. Como sabemos en el caso de Goyo Jiménez, de su casa se lo llevaron para quitarle la vida. La versión oficial asienta que fue por motivos personales. La más cercana a la realidad apunta a su información vertida en nota roja respecto a casas de seguridad donde retenían a centroamericanos. En el fondo del asunto está la descomposición social y moral que reina todos los días.
Ante estas noticias, no sé si le pase, pero a mí se me apachurra el espíritu. La única forma de encontrar cierta calma es tomar un whisky. Así lo hice y me puse a buscar a mis amigos Rafael Antúnez o Luis Barria en el cuadrante radiofónico. Como recordará, hace unos días escribí sobre Horas extra, el excelente programa de Radio Más que combinaba buena música y literatura, ideales compañeras de la madrugada.
Sintonicé 107.7 de FM y solo oía música grupera o tropical de medio pelo. Pensé que me había equivocado y que estaba en “El Patrón”, ese estilo prepotente exponente de mucha seudomúsica o en “La Máquina Tropical” que, para no perder rating, acabó emulando al patrón establecido que se empeña en demostrar que todo es susceptible de empeorar.
No fue error mío. Sí estaba oyendo Radio Más. Un programa nuevo suplía a Horas extra. De acuerdo con las identificaciones y los propios conductores, Griselda Hernández Portilla y Omar Mota Sangabriel, se trata de El caminero, dedicado a los choferes que en las madrugadas recorren las carreteras del estado. Una especie de Sensacional de traileros radiofónico.
La idea no es nueva. Desde 1999 la XEW transmite Los amos del camino donde conecta a todos los que van en el volante. Muchas veces, además de compañía, es muy útil en caso de accidentes o problemas graves en las carreteras. La radio de banda civil ha sido el mejor medio para conectar a los choferes desde Tijuana hasta Tapachula.
El Caminero es simplón con la tónica de “todos-somos-felices-y-aquí-no-pasa-nada”. Al terminar, sigue la programación-frankestein, es decir, un pedazo del estilo de “El Patrón”, otro de “La Máquina Tropical”, uno más de “Los 40 Principales”, algo de “Digital 96” y así hasta llegar a la 6:00 de la mañana para que inicie El Madruguete con Víctor Mortera, más felicidad que transita por la caminos de la superficialidad.
Una radio comercial, como sabemos, es negocio. Vive de la venta de espacios, de los spots y de la payola, ese modo de vida impuesto por las disqueras para vender cantantes o grupos como viles mercancías de éxito fácil. Una radio estatal, como Radio Más, cumple o debería, tener objetivos diferentes más avocados al servicio social y al impulso de las culturas y expresiones regionales.
Dirán los de Radio Más que aún hay programas de ese corte como Vera a través del mundo, El Cenzontle, Puro Veracruz, Estudio G o Vivir la ópera. Claro, ahí sobreviven ante una tendencia de programación que busca más los estilos comerciales de moda que una alternativa de música y mensajes que forjaron desde el inicio y que le valieron premios nacionales por sus buenas producciones.
Radio Más se mantiene con nuestros impuestos, en términos ideales, debería de existir un consejo de ciudadanos que velara por los objetivos culturales y sociales de la emisora. Sería ideal que así trabajara una radio pública que avalara la diversidad de expresiones musicales y de pensamiento y no acabara uniformada como lo que ahora es, una radio más, la voz de los veracruzanos educados por Televisa.
Conde de Saint Germain, duque de los Jardines de Xalapa y barón radioescucha nocturno.





Por Conde de Saint Germain

Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.