Las simulaciones de la estética


Publicado porEditorial Graffiti el 20:10



Tierra a la vista, muestra escultórica Rafael Pérez y Pérez, está conformada por obras con fuertes vínculos con lo popular pero acentuados con los sellos que su autor destaca: festividad, ironía, irreverencia. En este artículo, Manuel Velázquez afirma de este artista: “Hay toda una industria del pasado que simula y valida la autenticidad del simulacro. Sus esculturas ponen en perspectiva cómo es posible manejar un criterio de ‘autenticidad’ a partir de la apropiación, buscando que lo artificial sea auténtico”. Todo marzo en el Jardín de las Esculturas.
El desarrollo urbano, la concentración de la población en las ciudades y el crecimiento industrial incidieron en la progresiva crisis de la cultura popular tradicional. Ello contribuyó a gestar una cultura que nace del cruce entre lo culto y lo popular, influyendo en la creación de hibridaciones culturales como el kitsch.
Rafael Pérez y Pérez elabora una estética sincrética que reclama la participación de elementos surgidos de la marginalidad, “reciclados” y resemantizados. En esta elaboración de la imaginería en su obra se comparte el concepto de kitsch asumiéndolo conscientemente, mirando las experiencias de formas poco prestigiosas, rechazadas por su cursilería desde el lado del “arte culto”. Su exposición Tierra a la vista, presente a partir del mes de marzo en el Jardín de las Esculturas de Xalapa (Ivec), está compuesta por delicados barcos y “niños dioses” que navegan en barcas sobre olas de tonos de azul.
Las obras de este artista no tienen una identidad única, son el resultado de la influencia de diversos aportes y procedencias; una manifiesta heterogeneidad cultural que se vale de los símbolos más diversos para rescatar una peculiar visión de la memoria colectiva. Objetos elegidos o encontrados, registro de lugares visitados que le han dejado huella; como Colombia, Guatemala, Canadá, Cuba, por decir los más recientes, fueron referentes significativos para Pérez y Pérez. Los elementos de que se vale, la actitud irónica y descomplicada, no dejan de darle un aire festivo, irreverente y carnavalesco a algunas de sus obras.
Esta revalorización de lo trivial y lo kitsch es vista por muchos como una forma de la apropiación de objetos vulgares y baratos; pero son verdaderas creaciones, interpretaciones que se nutren en sus propias tradiciones que sin ningún sentido peyorativo les reconoce autenticidad. La obra de este artista tiene una connotación que lo vincula con lo popular, con elementos que forman parte de su propia identidad. Estos elementos le permiten aprehender aspectos básicos de la cultura local. De allí que lejos de rechazarlos, los usa; constituyéndose en parte de una poética no exenta de ironía y metáfora.
Para la realización de sus piezas, Pérez y Pérez utiliza elementos de la iconografía religiosa, despojándolos de su carácter ideológico, solicitando una confrontación a partir de propuestas plásticas. Sus “niños dioses” nacen de la infinita complejidad de los procesos sincréticos y de transculturación; de la confrontación en un mismo escenario (la obra), de elementos paradójicos como lo vulgar y lo sofisticado, lo “simulado” y lo auténtico, lo local y lo universal, lo popular y lo elitista, lo banal y lo trascendental. Sus trabajos son una especie de síntesis entre los estereotipos del kitsch y símbolos de contenido religioso. Ambos han confluido en su obra convirtiéndola en algo particular, que no deja de estar relacionada a ciertas búsquedas de identidad.
Pérez y Pérez tiene una particular estrategia para aproximarse a diversos tópicos vinculados con la cultura popular y específicamente con el tema de la identidad, preocupado por poner en evidencia la simulación generalizada que caracteriza a nuestra época, que salta sin problema de lo real a lo aparente. Hay toda una industria del pasado que simula y valida la autenticidad del simulacro. Sus esculturas ponen en perspectiva cómo es posible manejar un criterio de "autenticidad" a partir de la apropiación, buscando que lo artificial sea auténtico. El apego en su obra a la imaginería salida del arte popular no es un dejo nostálgico para volver a los orígenes, sino producto de una interacción cultural que pervive, forma parte de su cotidianidad y, como tal, se integra a su entorno cultural, a su obra.




Por Manuel Velázquez





Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.