Veracruz, parte de mi espacio familiar: Entrevista con Enrique Vila-Matas


Publicado porEzra Crangle el 18:14


El autor de Aire de Dylan, el catalán Enrique Vila-Matas, a su paso por Xalapa para asistir al Hay Festival, conversó con Rafael Toriz antes de partir hacia Nueva York para promover Dublinesca, su novela más reciente. Desde su posición de socio del Barza, define así su labor de escritura: “No hay que confiar en los propios recursos. El escritor es como un futbolista que tiene que jugar siempre bien”.

Entre el 3 y el 7 de octubre, se llevó a cabo la segunda edición del Hay Festival Xalapa en el estado de Veracruz (México), que convocó a escritores tan distintos como Wole Soyinka, Jean-Marie Gustave Le Clézio, Jon Lee Anderson, Alberto Manguel, Mario Bellatin, Roberto Echavarren, Alan Pauls, Paco Ignacio Taibo II y  Sergio Pitol, entre otros. La entrevista siguiente a Enrique Vila-Matas se realizó el viernes 5, en el jardín del Hotel Xalapa.
R. T. :Buen día, Enrique. Luego de tantas visitas a México, parece que no te encuentras tan Lejos de Veracruz.
E. V-M.: Bueno, sinceramente pensé que ya no volvería, pero he seguido viniendo. Veracruz forma parte de mi espacio familiar. Es curioso que  un país como México, una ciudad como Xalapa, tan lejos de Barcelona y de los movimientos que hago habitualmente, se encuentre  a la vez tan cerca de mí.
Una pregunta obligada: ¿cómo te encuentras con el cambio de editor, siendo que de alguna forma fuiste el símbolo más visible de Anagrama durante mucho tiempo y de Barcelona como polo editorial a partir de los años ochenta?¿Te sientes rejuvenecido o fuera de foco?
Bueno, creo que sigo siendo el mismo escritor que publicaba en Anagrama sólo que ahora publico en otra editorial; es decir, la obra no cambia por el lugar donde se la publica. Jorge Herralde es un gran editor, sin duda. Y también lo es Seix Barral. Por lo tanto, la circunstancia se encuentra igualada en ese sentido.
Por otro lado, ¿sientes que tu obra guarda relaciones, correspondencias o rupturas con una literatura como la de John Barth?
Exactamente con John Barth no mucho, pero no por nada sino porque no lo he acabado de leer bien. Con otros autores sí, pero con él no tanto.
Después de la propuesta que has enarbolado todos estos años del ensayo como ficción y la ficción que constituye el ensayo literario, ¿tienes en puerta algún libro en ese tenor?
Ahora estoy viajando desde septiembre, bastante. He ido a Alemania y a Francia, promocionando mi último libro, Aire de Dylan. En unos días voy a Nueva York, donde Paul Auster presentará mi novela Dublinesca, que se ha traducido al inglés, y luego voy al Festival de Cine de Estoril en Portugal, para noviembre. Se trata de un festival que dirige el productor David Cronenberg, cineasta a quien espero conocer. Estos son los viajes que tengo calculados hasta el 15 de noviembre, con los libros bajo el brazo. A partir de esa fecha es cuando espero retirarme a seguir con la novela que recién comencé en septiembre y en la que necesito empezar a trabajar cuanto antes, apenas termine los compromisos.
Después de haber llegado a cierto manejo técnico muy depurado, incluso exquisito, ¿podrías decir que te encuentras en la plenitud de tus poderes, con las riendas de la yegua en la mano?
Sí, pero esto no sólo me pasa a mí, sino también a otros escritores que llegan a estas mismas instancias. Siempre hay el peligro de aburguesarse o de confiarse, y eso es un problema. No hay que confiar en los propios recursos. El escritor es como un futbolista que tiene que jugar siempre bien, porque si juega con equipo de tercera división y se relaja, por más buen jugador que sea va a perder el partido. Por lo tanto hay que estar siempre atento.
¿Qué opinión te merece Lionel Messi?
Bueno, mi opinión como socio del Barza de toda la vida y como amante del fútbol es que se trata de un personaje verdaderamente único. Para nosotros es un honor extraordinario, es una gran maravilla tenerlo en nuestro equipo.
¿Cuál es tu relación con respecto a la literatura argentina: formación, odio, inquina?
Ni odio ni inquina. La literatura argentina es muy potente en el panorama actual, y lo ha sido también la de otras generaciones anteriores. Siempre he sido considerado el más argentino de los escritores españoles y es muy posible que así sea. Aquí mismo en el hotel se encuentra un grandísimo escritor argentino, Alan Pauls.
¿Podríamos decir, para redondear un poco, que México se ha vuelto parte esencial de tu cartografía literaria y sentimental?
México ha sido mi casa desde hace muchos años. Ahora ya casi ni pienso en ello porque es un país y una realidad que tengo integrados casi por inercia.
¿Te consideras un jarocho honorario?
La verdad que sí, llevo mucho tiempo viniendo a esta parte del mundo desde hace décadas. Ahora lo tengo asimilado por completo.
¿Algo por agregar?
Un saludo para toda la afición.



Por Rafael Toriz


Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.