El otro concierto


Publicado porEzra Crangle el 18:25


OMAR GASCA, CON MOTIVO DE LA QUINTA EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE JAZZ, XALAPA 2012, COMENTA EN ESTAS LÍNEAS CONCIERTO DE IMÁGENES, UNA EXHIBICIÓN EN LA GALERÍA PEATONAL DE XALAPA. CONFORMADA POR ALREDEDOR DE 50 FOTOGRAFÍAS SOBRE MÚSICOS DE JAZZ DE LOS AUTORES ANA TELLO, ANDREA FARELL, AXEL PICHARDO, CÉSAR ANDRADE, CLAUDIA HIDALGO, DAVID JONATHAN CASTILLO, EDUARDO VÁZQUEZ, JORGE LÓPEZ, JORGE ROSENDO NEGROE, JUAN CARLOS PLATA, NATASCHA BJERK, PERSEO BERNAL, SERGIO RAMÍREZ Y STEFANY ALVARADO.

Cualquiera por aquí con oído y buen gusto sabe que entre muchas expresiones dudosas el Festival Jazzuv es cierto. Cabe aclarar que decir “dudoso” es efectivamente un modo oblicuo de afirmar algo más, que es lo bastante claro como para decidirse a economizar y reducir a ese adjetivo. Por otro lado, hablar de buen gusto es de mal gusto, especialmente para quienes confían en que “en gustos se rompen géneros” y “cada cabeza es un mundo” (¡después de El Kitsch, aquella antología del mal gusto de Gillo Dorfles de hace más de 40 años!). Por comodidad discursiva, sin embargo, valgan estos términos a modo de fondo para poner acentos, no sin agregar que hablamos de una clave cultural, de un hito producto de la suma de calidad y esfuerzo (Edgar Dorantes & demás), que para variar no se inscribe en la estructura del autoelogio ni en la falta de autocrítica que invariablemente conduce a la fantasía (una especie de reality distorsion field) si no es que también a la arrogancia. Si algo puede presumir Xalapa es que aquí se escucha buen jazz. Para este año, nada menos: Melissa, Ricardo Vogt, Takuya Kuroda, Aruán Ortiz, Kenny Werner, Greg Hutchinson, Giovanni Hidalgo, Gary Bartz, Sachal Vasandani, Alfredo Rodríguez y Peter Slavov, entre otros, una suma que habla de recursos, en primer término el que implica conocer, y luego los que cuentan desde seleccionar hasta convocar, incluso al público porque, sin duda, es éste un acontecimiento que de verdad reúne y que, además, forma, poniendo en común esa extraña cosa que suele perderse entre las composturas de lo moderno: calidad.  Muchas otras ofertas son incapaces de verificar la hipótesis más audaz acerca de que no son una simulación o, acaso, una práctica entre rústica y ramplona de lo que, además, pretende aproximarse a lo sublime ante el ayuno de referencias. El Festival Jazzuv juega en otra liga.
Como señal inequívoca de que las buenas cosas deben ser colindantes con otras, la quinta edición del Festival Internacional de Jazz, Xalapa 2012, sirve ahora de pretexto para Concierto de imágenes, una exhibición en la Galería Peatonal de Xalapa con algo más de 50 fotografías de Ana Tello, Andrea Farell, Axel Pichardo, César Andrade, Claudia Hidalgo, David Jonathan Castillo, Eduardo Vázquez, Jorge López, Jorge Rosendo Negroe, Juan Carlos Plata, Natascha Bjerk, Perseo Bernal, Sergio Ramírez y Stefany Alvarado, todas sobre músicos de jazz y muy al modo de un ejercicio libre en que el retrato o la toma de grupo son documento de personajes que se evocan a sí mismos o, por lo menos, a sus ejecuciones, a sus interpretaciones, esto es, a su música, siempre asociada con lo espontáneo, cualidad que vale por libertad, emergencia y naturalidad y cuya aparición proviene de los dominios sensibles y formales del oficio.
Algunas imágenes recuerdan a las de Jacobo Braun, ese fotógrafo egresado de Brooks, discípulo de Witkin, Serrano y Valtierra, autor de los famosos retratos de Fellove, García Esquivel y Cachao, entre otros.  Los demás siguen líneas muy diversas que de algún impreciso modo podrían relacionarse con el Acid, el Bop, el Cool, el West Coast, el Fusion, el Latino, el Contemporáneo y el Lounge jazz, esto es, un poco de todo e involuntariamente, porque sin más pretensiones se trata de registros –acordados o al vuelo–  que se inscriben en la experiencia de quien goza las dos cosas, el jazz y fotografiar. Como sea, el material es suficientemente bueno como para planear su edición impresa, quizá acompañando el disco que los organizadores de la exposición podrían también proyectar, a saber: el Instituto de Artes Plásticas, el Museo de Antropología de Xalapa, la Dirección General del Área Académica de Artes y el Centro de Estudios de Jazz de la UV.  “La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho”, decía Salk.
Hay que celebrar y difundir los resultados de una labor que efectivamente abona a la cultura musical y visual del país, pero también señalar que son deseables más casos como éste en que se vinculen diversas expresiones artísticas, siempre y cuando, como ahora, detrás de las horas invertidas y de las buenas intenciones haya la capacidad para crear puentes entre el qué y el cómo, entre el para qué y el con quién.






Por Omar Gasca

Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.