La cuesta de enero en la cultura


Publicado porEditorial Graffiti el 23:12

Fernando Benítez

Estimado jefe que lee más de tres libros al mes:
Bienvenido al fin del mundo, pero el fin definitivo del mundo de la inteligencia y la sensibilidad. Cuando un aspirante a dirigir los destinos del país demuestra cínicamente su ignorancia, se regodea en ella y en la mayoría de la opinión pública no pasa nada y, al contrario, en las encuestas difundidas por televisión se asegura que los constructores de la corrupción, el corporativismo, la impunidad, la formación de mafias y cacicazgos están en las preferencias del electorado, no queda más que esperar el fin del mundo. Eso sí es un cataclismo.
Y no por ser crédulo de las interpretaciones de los esotéricos que dicen interpretar los jeroglíficos mayas y que según llegará a su fin este planeta, pero votar por el regreso de los salvajes dinosaurios es optar por el suicidio colectivo. Como en juego de maratón, avanza la ignorancia y junto con ello el entierro del arte y la cultura que en lugar de ser fortalecidos son vilipendiados en el presupuesto para llegar casi a su extinción.
Cosa curiosa, aunque no se ha publicitado, el 2012 está designado por el año de la lectura. Justo en este periodo puede llegar a la presidencia de la República alguien que no lee. La imagen se impone a la palabra. Lo superficial, a la esencia. La creencia, a la razón. Las encuestas, a las plataformas políticas. El fomento de la pereza mental, a la crítica y la participación.
Leía unas notas sobre un homenaje que le hicieron a Fernando Benítez en el Palacio de Bellas Artes con motivo del centenario de su nacimiento. Benítez fue la piedra fundacional de los suplementos culturales en los periódicos del siglo XX mexicano. Hoy esas secciones que formaron lectores son especies en extinción porque desde el punto de vista comercial, la cultura no vende, y no hay quien soporte el gasto de papel, mucho menos los honorarios de escritores y editores.
Caminaba por estas atiborradas calles de Xalapa, que insisten en promoverlas como turísticas, pensando precisamente en el entierro sistemático de los proyectos culturales, cuando de repente cayeron en mis manos, como limosna caritativa, dos producciones literarias: una de radio y otra de televisión. No podían ser menos que producciones de la Universidad Veracruzana.
En el primer caso, se trata de El beso de la mujer araña, una adaptación radiofónica de la novela de Manuel Puig, trabajo que fue remasterizado de la serie original que salió al aire a finales de la década de los ochenta, a través de la señal universitaria. Lucen en esta radionovela de capítulos las interpretaciones de Carlos Romano en el fantástico personaje de Molina, una especie de Sherezada en la cárcel; y Felipe Casanova, productor, director e intérprete del preso subversivo llamado Valentín Arregui.
El trabajo de remasterización se debe a Sotavento Creación Interdisciplinaria, Radio UV y Agraviados Films; labor que es una delicia al escuchar al gran género olvidado del cuadrante: la radionovela. La producción es notable y se advierte un gran profesionalismo, que conjunta literatura, imaginación, actuación y producción radiofónica que reivindica el gusto por la lectura y por oír una historia bien contada.
El segundo, relativo al proyecto de televisión, se refiere a la serie Voces del tiempo, de la cual me llegaron dos producciones: una dedicada al poeta polaco Czeslaw Mislosz y la otra a la poeta cubana Dulce María Loynaz. Par de videos breves de buena factura realizados en la Coordinación de Medios Audiovisuales de TVUV por Rosalinda Trujillo y, no podía ser de otra manera, por el poeta Jorge Lobillo. Buenos trabajos que nos acercan a dos poetas disímbolos en los que nos podemos enterar de sus datos básicos biográficos y conocer parte de su obra poética.
Por desgracia, ignoro a qué hora y qué día se transmiten ambas producciones. En Radio UV no se publicita su programación y en el caso de televisión se tiene que ser suscriptor de Megacable (abstenerse los de tvabierta, Dish y Sky). Muy buenos trabajos, pero sin la promoción debida.
Vinieron a mi memoria los personajes de la novela policiaca Balas de plata de Elmer Mendoza donde los personajes centrales eran ¡asiduos al Canal 22 en pleno Culiacán! En esta Atenas veracruzana, que ahora se promueve con la imagen de Rossana Nájera, egresada de Televisa, las adaptaciones y producciones literarias realizadas en los medios universitarios tienen poco peso en la opinión pública.
Falta mucho camino por construir en estos menesteres; mientras, avanza sin control la ignorancia y un analfabeto funcional puede llegar a ser presidente. No sería el primero que lo hiciera para seguirnos hundiendo en la ignominia.

Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.